Cómo formatear un disco duro

Los discos duros son, de cara al usuario, uno de los componentes más importantes y es que almacenan toda la preciada información que pasa por el equipo, tanto de programas como de archivos personales.

Por esa razón siempre se intenta evitar formatear el disco duro, pero hay ocasiones en las que es necesario, ya sea para poder recuperar su rendimiento original o para poder solventar algunos problemas.

Formatear disco duro

¿Necesitas formatear un disco duro? No importa cuál sea la razón por la cual tengas que llevar a cabo esta tarea. Vamos a mostrarte paso a paso todo lo que tienes que hacer para poder formatear un disco duro y cómo preparar las particiones en el caso de que quieras dividir el almacenamiento del disco en distintas secciones.

Por qué formatear un disco duro

Hay varias razones por las cuales se puede tener que formatear un disco duro. Desde tener problemas de rendimiento a que se hayan filtrado programas con código malicioso que hayan podido perjudicar al equipo o incluso bloquear el acceso a determinadas zonas del disco.

A causa de virus y malware: Es una de las opciones más “extremas”. El formateo no sólo elimina todos los archivos del usuario sino que borra absolutamente todo lo que hay en el disco. Ninguno de los archivos que existían estarán en el disco, por lo que el formateo también arrastra con los virus y malware que se hayan podido colar en el disco.

Para instalar un nuevo sistema operativo: Cuando se quiere reinstalar o instalar un sistema operativo siempre se recomienda hacerlo sobre una unidad completamente limpia. Esto quiere decir que el disco duro tendrá que pasar por el proceso de formateo para evitar que queden archivos antiguos en el mismo.

Además, durante el proceso de formateo se tendrá que escoger qué tipo de formato se dará a la memoria puesto que variará dependiendo del sistema operativo que se vaya a instalar. Estos son los sistemas de archivos que utilizan los sistemas operativos:

  • Windows: FAT, FAT16, FAT 32, NTFS, EFS.
  • Linux: ext2, ext3, ext4 JFS, XFS
  • Mac: HFS, HFS+

Por problemas del sistema operativo: Los virus no son los únicos que pueden tener la culpa de un pobre rendimiento en el equipo. Una actualización fallida, cambios en los archivos del sistema y problemas de la compilación utilizada actualmente pueden tener mucho que ver en el tema.

En los casos más extremos, muchas personas se decantan por hacer uso del formateo y reinstalar el SO, especialmente cuando herramientas como la Restauración del sistema fallan a la hora de solventar estos problemas.

¿Cuándo hay que formatear un disco duro?

Formatear una unidad implica eliminar absolutamente toda la información que ésta contiene. Debido a que todo desaparecerá para siempre, el formateo es una última opción para solucionar los problemas de un equipo. ¿Cuándo hay que formatear un disco duro? La única respuesta posible a esta pregunta es: cuando no queda otra opción.

Si el equipo está funcionando de forma incorrecta, el equipo es excesivamente lento o cuenta con software malintencionado y virus hay que barajar esta opción, únicamente como último recurso. En el caso de que todas las soluciones posibles hayan fracasado se tendrá que hacer un formateo completo de la unidad.

Antes de empezar: crea un backup de tu información y drivers

Debido a que el proceso que procederemos a realizar elimina absolutamente todos los datos del equipo, es importante crear una copia de seguridad de la información que se quiera conservar. Este contenido, por norma general, se encuentra en la carpeta de los usuarios del sistema operativo que hay instalado en el disco duro.

Para poder realizar una copia de seguridad de la información personal se puede hacer uso de servicios de almacenamiento en la nube.

Los servicios on-line para guardar información son muy útiles puesto que no requieren que tengas almacenamiento físico y puedes acceder a los datos en cualquier momento y desde cualquier dispositivo.

Además de los datos personales, en muchas ocasiones es importante realizar un respaldo de los controladores del equipo.

Si lo que tienes pensado es instalar un sistema operativo en dicho disco duro, los controladores serán esenciales para poder hacer que el equipo funcione correctamente.

Si bien Windows, al igual que otros sistemas operativos, identifican e instalan controladores de forma automática, es posible que algunos de ellos sean controladores genéricos, por lo que aquellos que tienes, entregados expresamente por la compañía desarrolladora, permitirán obtener el mejor rendimiento posible de todos los componentes.

Particiones, ¿qué son?

El “disco duro” es un dispositivo físico el cual puede estar compuesto por discos magnéticos o por memorias flash, dependiendo si es un disco duro tradicional (HDD o Hard Disk Drive) o un disco de estado sólido (SSD o Solid State Drive).

A la hora de comprar un disco se ve la capacidad que tiene el mismo de forma física, esto quiere decir que es toda la información que se puede almacenar en él.

Sin embargo, dentro del mismo disco, a nivel de software, se pueden crear distintos puntos de acceso y dividir la memoria de la unidad en particiones.

Una partición no es más que una porción de la memoria del disco duro en la cual el usuario puede fraccionarlo. Se pueden crear todas las particiones que se deseen y de todos los tamaños posibles hasta que se complete el uso de la memoria del hardware.

Existen dos tipos de particiones: particiones primarias y particiones secundarias. Las particiones primarias son las que se utilizan activamente en el equipo, es decir, aquellas que albergan información esencial para su funcionamiento, por ejemplo una partición en la que se encuentra instalado el sistema operativo.

Por el contrario, una partición secundaria (o partición lógica) es aquella en la cual sólo se pueden almacenar archivos.

Como formatear un disco duro

Independientemente que quieras formatear un disco tradicional formatear un disco duro externo u otras unidades de almacenamiento, existen diversas formas para poder llevar a cabo el proceso.

El formateo se puede realizar desde el mismo sistema operativo o se pueden utilizar programas para formatear el disco duro. Vamos a mostrarte cómo realizar el proceso con los distintos métodos.

Formatear un disco duro con el CD/DVD de instalación de Windows

Si la razón por la cual quieres formatear el disco duro es para poder instalar alguna de las versiones de Windows en el ordenador, con el DVD de Windows se puede realizar el proceso de forma sencilla. Antes de comenzar con el proceso de instalación del sistema operativo.

Introduce el DVD de instalación de Windows en el lector de discos de tu equipo y reinicia el ordenador. Cuando se esté iniciando tendrás que acceder a la BIOS para poder escoger desde qué unidad iniciar el equipo.

Para acceder a la BIOS tendrás que presionar la tecla Delete o F2, aunque dependiendo del fabricante tambié3n pueden ser las teclas F1, F10 o F12.

Bootear desde un CD

Una vez dentro de la BIOS, dirígete a la opción Advanced BIOS Features y luego desplázate hasta encontrar la opción First Boot Device, aquí tendrás que indicar CDROM como la unidad principal de arranque. Presiona F10 para guardar los cambios y reiniciar el equipo.

Cuando inicie el equipo desde el DVD de Windows solicitará que presiones una tecla para poder acceder a la instalación del sistema operativo. Una vez cargado el DVD habrá que seleccionar el idioma, el formato de hora y el método de entrada. Pulsa en “Instalar ahora” para poder seguir con el proceso y acepta los términos de licencia. Dependiendo de si hay alguna versión de Windows instalada en el equipo aparecerán dos opciones distintas: “Actualización” o “Personalizada (avanzada)”, pulsa en “Personalizada”.

Formatear disco duro con un CD de Windows

Ahora la herramienta de instalación mostrará las unidades de almacenamiento disponibles y sus particiones, así como el espacio disponible que pueda existir sin particionar. Elimina las particiones que no quieras y crea una nueva con el espacio deseado para poder instalar Windows en ella. Una vez creada la nueva partición es necesario darle formato para que se pueda instalar el sistema operativo en ella. Selecciona la partición que quieres formatear y pulsa en la opción “Formatear” que hay debajo de la lista para poder dar formato a la unidad.

Ya tienes tu partición formateada y lista para poder instalar el sistema operativo en tu equipo. Haz clic en siguiente para continuar con el proceso de instalación.

Formatear un disco duro con el Administrador de discos

Windwos, al igual que algunos otros sistemas operativos, cuenta con una herramienta propia que permite administrar el almacenamiento de los discos duros que están instalados en el equipo. Esta herramienta se llama Administrador de discos.

Abre el menú de inicio de Windows y, en el buscador, escribe “Administrador de discos” en Windows 7 y 8 o “Crear y formatear particiones del disco duro” en Windows 10.

Crear y formatear particiones

Al acceder a la herramienta se podrán ver los discos duros que están conectados a la placa base del equipo, así como todas las particiones en las que están divididos dichos discos.

En la lista dentro del administrador de discos se puede consultar la letra del volumen, su distribución, tipo, el sistema de archivos que utiliza la unidad y su capacidad y espacio disponible.

Administrador de discos

Al hacer clic derecho en una de las particiones se puede acceder a las distintas opciones disponibles en ella:

  • Marcar como partición activa
  • Cambiar ruta
  • Formatear
  • Extender o reducir volumen
  • Eliminar volumen

En el caso de que la opción “Formatear” esté disponible se puede proceder a eliminar completamente la información dentro de la unidad y aplicar el formato a la partición.

Puedes seleccionar la etiqueta del volumen, modificando el nombre actual del mismo, escoger el sistema de archivos (dependiendo de la versión del sistema sólo tendrás disponible el sistema NTFS) y seleccionar el tamaño de la unidad de asignación.

Formatear disco duro desde Windows

Se puede escoger hacer un “formato rápido” o un formato normal simplemente marcando o desmarcando la casilla “Dar formato rápido” en el recuadro.

Una vez que se hayan ajustado todos los parámetros basta con pulsar el botón “Aceptar” para que comience el proceso en la partición. Dependiendo de la unidad variará el tiempo que tardará en completarse el formato de la misma.

Formatear particiones primarias

¿Quieres formatear una partición primaria? Cuando se hace uso de dual boot o demás opciones que requieren particiones primarias se puede complicar bastante la tarea de formatear dichas particiones.

La principal razón para que esto sea más complicado es que las herramientas dentro de Windows, al igual que herramientas de terceros, no permiten formatear este tipo de particiones.

Cuando se accede a las opciones que pueden llevarse a cabo sobre estas particiones no se encuentra disponible la posibilidad de formatear la unidad. ¿Qué se puede hacer en estos casos? La mejor forma para llevar a cabo el proceso es formatear el disco duro desde la consola de comandos de Windows.

Cómo formatear un disco duro

  1. Abre una consola de comandos como administrador. Dirígete al menú de Inicio, escribe CMD, haz clic derecho en la consola de comandos y pulsa sobre “Ejecutar como administrador”.
  2. Una vez dentro de la consola de comandos, escribe ‘diskpart’ y pulsa Intro.
  3. Cuando la consola haya accedido a la herramienta Diskpart, escribe ‘list disk’ para poder obtener una lista de los discos duros disponibles.Formatear un disco duro desde el símbolo del sistema
  4. Selecciona el disco duro que quieres formatear escribiendo ‘select disk número’, donde número es el número de disco mostrado en la lista.
  5. Ahora escribe ‘clean’ para poder limpiar completamente el disco duro. Esto hará que toda la información en el disco (y no sólo en la partición primaria) se elimine de forma completa.
  6. Una vez borrada la información hay que proceder a crear una nueva partición primaria para utilizar nuevamente el disco, para hacer esto escribe ‘create partition primary’.
  7. El siguiente paso es darle formato, puedes hacer uso de FAT o NTFS. Escribe ‘format fs=ntfs’ para dar formato NTFS a la unidad.
  8. Asigna una letra al disco al escribir ‘assign’ en la consola de comandos.

Ahora el disco duro estará completamente limpio y con el formato listo para poder ser utilizado nuevamente.

Formatear particiones secundarias

Formatear una partición lógica o partición secundaria es mucho más sencillo que dar formato a una partición primaria.

Todas las herramientas disponibles pueden llevar a cabo la tarea, incluso las que se encuentran integradas en el sistema operativo. Puesto que no hay archivos que el sistema operativo pueda requerir, ninguno de los ficheros está bloqueado y esto permite que se puedan modificar o borrar las particiones de este tipo.

EaseUS Partition Master es el mejor programa para formatear discos duros que se puede encontrar actualmente en internet. Es un programa de pago pero que cuenta con una versión gratuita limitando algunas de las posibilidades que ofrece la herramienta.

EaseUS permite gestionar todas las particiones de los discos duros que tengas instalados en tu equipo. Puedes modificar las particiones, clonar el disco e incluso cuentas con la posibilidad de migrar el sistema operativo que estás utilizando a un nuevo disco duro.

Cuando se trata de formatear particiones, todo lo que tienes que hacer es abrir la herramienta de EaseUS Partition Manager y seleccionar la partición secundaria a la que se le quiere dar formato.

Haz clic derecho en la partición secundaria y, en la lista de opciones que se despliega, pincha en la opción “Formatear”.

Ahora tendrás que indicar la etiqueta que quieres que tenga la partición (en el caso de querer modificarla) y el sistema de archivos que quieres utilizar.

Cuando hayas indicado estos parámetros simplemente tienes que hacer clic en “Aceptar” para que comience el proceso. Tras unos pocos minutos podrás ver cómo la partición tiene un nuevo formato.

Formatear un disco duro con el formato de bajo nivel

El formato de bajo nivel es una opción muy interesante y que todo el mundo debería tener en cuenta. Esta forma de formatear un disco duro permite solucionar los problemas del hardware puesto que restablece los sectores del disco como vinieron de fábrica.

Cuando los sectores están fallando, hacer un formateo de bajo nivel es una buena solución a este problema.

Este tipo de formato también permite eliminar absolutamente todos los archivos del disco duro.

A diferencia de otros tipos de formateos, una vez que se ha realizado ninguno de los archivos es recuperable. Debido a que ningún archivo se puede recuperar, es la mejor forma de mantener la privacidad cuando se quiere regalar o vender un disco duro.

Para poder conseguir llevar a cabo este tipo de formato se requiere de una herramienta especial y que funciona exclusivamente para estas ocasiones: HDD Low Level Format Tool. Se trata de una herramienta que permite eliminar todos los archivos del disco duro y hacer imposible que éstos se puedan recuperar.

La herramienta HDD Low Level Format Tool soporta discos IDE, SATA, SCSI, SAS, USB y Firewire, por lo que podrás formatear todo tipo de discos duros, además de que también permite hacer lo mismo con memorias USB y discos SSD. HDD Low Level Format Tool es completamente gratuita y se puede descargar desde la web del autor en dos versiones distintas:

HDD Low Level Format Tool

Una vez que se haya descargado la herramienta en el ordenador basta con ejecutarla para poder acceder a las opciones del programa, aunque primero aparecerá una ventana en la que te invitarán a actualizar a una versión con mejores velocidades y actualizaciones de por vida.

En el caso de que quieras usar la versión gratuita (con velocidades más lentas) pincha en el botón “Continue for free”.

Una vez que se accede al programa se puede ver una lista con los distintos discos duros que están conectados en el equipo. Tan sólo hay que seleccionar el disco duro al cual se quiere llevar a cabo el formato de bajo nivel y presionar en “Continue”.

HDD Low Level Format Tool discos

Ahora aparecerán en el software tres pestañas distintas. En Device details se puede ver la información del disco duro. En la pestaña S.M.A.R.T. se encuentra los datos de salud del disco, de forma que se pueda conocer el estado del mismo. Por último, en la pestaña LOW-LEVEL FORMAT es donde se realiza el formateo.

En esta pestaña se puede ver una check-box llamada “Perform quick wipe” que permite realizar un formateo rápido.

Al activar esta casilla sólo se eliminan las particiones y el MBR, por lo que los datos del disco no son eliminados por completo. Si se quiere borrar completamente la información del dispositivo hay que cerciorarse de que esta casilla no está marcada.

HDD Low Level Format Tool

Una vez que se haya desactivado la opción sólo tienes que hacer clic en “Format this device” para comenzar con el formateo del disco.

La barra de progreso te mostrará el porcentaje del formateo en todo momento, así como también podrás ver la velocidad a la cual se está llevando a cabo.

Cuando haya finalizado el proceso tendrás que crear nuevamente las particiones del disco duro para poder hacer uso de él.

Claro que ahora ya no existe rastro alguno de los archivos que alguna vez existieron en la unidad, por lo que no se podrán recuperar ficheros eliminados haciendo uso de este método de formateo.