Hay vida más allá de bitcoin y ethereum

¡Ayúdanos con 5 estrellas para seguir creciendo!

Si bien es cierto que durante gran parte del tiempo de vida de las criptomonedas tanto bitcoin como ethereum han acaparado gran parte de los titulares y de la atención -y el dinero- de inversores y usuarios, lo cierto es que existen muchas otras criptomonedas que pueden ser interesantes dependiendo de cómo quieran utilizarse o de las necesidades de cada criptousuario, dado que es un mercado que, a pesar de ser todavía muy joven, parece que ha llegado para quedarse.

Las otras criptomonedas del top ten

El precio de las criptomonedas es un indicador que está constantemente cambiando, pero en este mismo momento, del 1,76 billones de dólares que valen las cientos de criptomonedas que existen, 1,06 billones corresponden a la capitalización de bitcoin y ethereum juntas, siendo la de bitcoin aproximadamente de 740.000 millones de dólares y la de ethereum de 317.000 millones de dólares. El resto de criptomonedas se reparten un trozo del pastel de prácticamente 700.000 millones de dólares, lo cual equivaldría al Producto Interior Bruto de países como Polonia o Suecia.

Bitcoin

Aunque en este momento Tether es la tercera criptomoneda que más capitalización ha conseguido captar, es una posición que hace pocos días ocupaba Binance Coin, la criptomoneda de la exchange de criptomonedas más grande del mundo, y esto puede deberse fácilmente a que ciertos criptoinversores estén poniéndose en liquidez pero sin pasar sus criptomonedas a dinero fiat dado que Tether es una stablecoin y su valor siempre es de un dólar, mientras que el precio de Binance Coin se mueve arriba y abajo dependiendo de cómo los acontecimientos afectan al ánimo de los inversores, de hecho en poco más de un día el mercado en su conjunto ha perdido capitalización por valor de unos 80.000 millones de dólares, y en los próximos días u horas la caída puede ahondarse, estabilizarse o incluso revertirse, por lo que en cualquier momento Binance Coin podría volver a la tercera posición o caer aún más en el ranking.

Justo después de Tether y Binance Coin se encuentra otra stablecoin vinculada al dólar, en este caso USD Coin, que con una capitalización superior a los 50.000 millones se encuentra lejos de la sexta criptomoneda, XRP, y sumada a los 79.000 millones de capitalización de Tether daría como resultado que tan sólo en estas dos stablecoins se concentran 130.000 millones de los 700.000 millones de dólares que no están dentro de bitcoin y ethereum, lo que daría más pábulo al hecho de que los inversores no saben en qué dirección se va a mover el mercado y prefieren mantener liquidez en stablecoins por lo que pueda ocurrir, al no saber nadie qué criptomonedas ni qué otros activos van a salir bien parados de las circunstancias actuales, ya que en el momento de escribir estas líneas el ranking de las diez criptomonedas más capitalizadas del mercado lo cerraban, de la séptima a la décima posición; Terra, Cardano, Solana y Avalanche, y sin embargo criptomonedas que en su momento se encontraban cómodamente asentadas entre las diez primeras, como Litecoin, Bitcoin Cash o Bitcoin SV en estos momentos están muy lejos de poder volver al exclusivo club de las diez criptomonedas más valiosas del mercado.

Criptomonedas

Pero la compraventa en exchanges no es ni mucho menos la única forma de operar con criptomonedas, dado que estas se han convertido en un instrumento más que utilizar en plataformas de trading online, y de hecho muchas de las criptomonedas del top ten de capitalización, y otras muchas fuera de esta lista, pueden utilizarse en sitios como este para realizar trading mediante contratos por diferencia o CFD, en los cuales lo más importante no es comprar las criptomonedas en un momento de precios bajos para esperar a que estos suban y vender -de hecho no se compra nada cuando se utilizan los CFDs-, sino tratar de localizar tendencias al alza o a la baja en los precios de una criptomoneda para abrir una posición contra el bróker, ya que en el trading online con apalancamiento, el cual implica riesgos que hay que conocer, cuando se cierra una posición porque ha saltado el take profit o el stop loss o bien gana el trader o bien gana el bróker.