Inicio Productividad Tecnología y salud: ¿algo paradójico?

Tecnología y salud: ¿algo paradójico?

Mucho se habla de todos los beneficios de la tecnología para la vida y la sociedad. Y no era para menos, al fin y al cabo la revolución tecnológica acorta distancias, acerca a las personas, facilita la comunicación, impulsa sectores y negocios, difunde información, entre otros.

Quedaron atrás los tiempos obsoletos en los que era necesario acudir a un montón de tiendas para comprar un tipo de ropa deseada, o depender de la suerte para conocer un posible ligue a través de amigos en común o casualmente en algún evento, ya que gracias a todos los portales, aplicaciones y páginas web online, la vida en general se ha vuelto mucho más fácil y fluida.

Sin embargo, no todo es sencillo en el tema de la tecnología, ya que funciona como más o menos todo en la vida: cuando se consume en exceso, puede traer complicaciones.

No cabe duda de que la tecnología es extremadamente útil para la ajetreada vida cotidiana. Tanto para el trabajo, como para facilitar la comunicación o incluso como opción de esparcimiento para pasar el tiempo. Sin embargo, hay un precio por esta conectividad en todo momento.

La buena noticia es que esto está en manos de cada uno y sí, es posible hacer un uso sano y equilibrado de la tecnología sin que eso se refleje en la salud personal. Skokka junto con las más bellas escorts colombianas en Cali comentarán a continuación cómo lograrlo.

Algunos problemas desarrollados por el consumo excesivo de tecnología 

Hoy en día es difícil imaginar la vida sin ordenadores, teléfonos móviles y similares, sobre todo después de la pandemia mundial de la Covid19, que ha provocado un aumento del aislamiento social y, en consecuencia, del uso de la tecnología como entretenimiento. 

Portales líderes en el sector de los adultos como Skokka han visto cómo se disparan sus visitas a las hermosas kinesiólogas de Comas independientes y de todo el país, al igual que otros sectores que han visto aumentar sus ventas online de la noche a la mañana. 

Sin embargo, si se analiza este escenario con detenimiento, se pueden identificar algunos problemas que suelen producirse debido a esta utilización contínua, estos son algunos de ellos:

Insomnio o alteraciones del sueño:

Los sonidos y la luz de la pantalla del móvil pueden dificultar que el cuerpo se relaje en el estado necesario para un buen descanso nocturno.

Alteración de la visión:

En línea con el punto anterior, la luz de los dispositivos también puede causar problemas oculares, sequedad de ojos o incluso en casos más graves inflamación ocular.

Complicaciones posturales:

Estar en determinadas posturas durante un largo periodo de tiempo puede generar fatiga muscular, además de provocar problemas de postura, dolor de espalda, cuello e incluso dolores de cabeza.

Efectos psicológicos:

El uso excesivo de la tecnología también favorece los trastornos de naturaleza psicológica a gran escala. Ansiedad, baja autoestima, imagen distorsionada de sí mismo, estrés, disminución de la libido, son algunos ejemplos de ello.

El secreto está en el uso moderado 

Por otra parte, como se ha dicho, no es necesario renunciar a todas las ventajas que ofrece la tecnología para resguardarse de los riesgos que le son propios. La palabra clave es equilibrio, haciendo un uso moderado aunque continuo de las herramientas disponibles. Es decir, mantener un equilibrio entre la vida real y la virtual, conservar las rutinas, no dejar de lado las actividades profesionales y personales. 

Además, se equivocan quienes piensan que es necesario tomar medidas radicales para ello, con unos pocos cambios ya se pueden notar los efectos positivos. Aquí hay algunos consejos de parte de las calientes escorts en Cancún con servicios eróticos online, expertas : 

✓Gestionar el tiempo de conexión: Hoy en día existen varias aplicaciones, incluso funciones del propio dispositivo móvil que permiten controlar el tiempo que se dedica a cada sesión en una aplicación. De este modo, se puede controlar el tiempo que se dedica a las redes sociales, por ejemplo.

✓En el mismo sentido, los especialistas indican que es mejor evitar el uso del dispositivo por motivos de ocio o pasatiempos por más de 4 horas al día.

✓Silenciar las notificaciones durante los periodos de trabajo o estudio también es una medida beneficiosa para la concentración.

✓También es importante intentar hacer pausas en el uso tecnológico, ofreciendo descansos para el cuerpo y la mente. Para los que trabajan delante del ordenador, se recomienda también estirar o caminar un poco siempre que sea posible para evitar posibles lesiones y dolores musculares.

✓Limitar el uso del teléfono móvil por la noche cerca de la hora de acostarse.

✓Si es posible, desinfectar diariamente los aparatos con alcohol, puesto que suelen acumular bacterias que pueden causar alergias y daños a la salud.

Con todos estos datos, se hace más fácil equilibrar la relación de la tecnología con la salud y el autocuidado. Después de todo, no es necesario aislarse sin conexión para no sentir los efectos que trae la sobreexposición. Con equilibrio y moderación, se pueden aprovechar ambas cosas.

Fdo.: Luna Díaz