Otro sector más que se rinde a la tecnología: las asesorías

¡Ayúdanos con 5 estrellas para seguir creciendo!

La revolución digital, esa que está haciendo posible lo que algunos llaman la Industria 4.0, no escapa a ningún sector. Y parece que puede experimentar un acelerón de la mano del teletrabajo, cuya tendencia al alza analizábamos en este otro artículo. Uno de los mejores ejemplos de ambos hechos es el sector de las asesorías, que cada vez son más online y menos presenciales. Aquí lo analizamos.

De la sala de espera a la app de móvil

Hasta hace no demasiado tiempo, los autónomos y los empresarios solían hablar de “ir a la asesoría” o “ir a ver al gestor”. Eso implicaba desplazamientos y, una vez en el despacho, tiempo perdido para aguardar el turno en la sala de espera, si antes no se había solicitado cita. Era un modelo tradicional en el que todo se hacía en formato físico: había que llevar el taco de facturas para la contabilidad del trimestre o entregar los formularios para la solicitud de una licencia o una subvención.

Ahora es, más bien al contrario: es el gestor el que visita al cliente, pero de una manera virtual. Las soluciones informáticas actuales permiten la comunicación online y el acceso remoto a los documentos compartidos en la Nube, ya sean de contabilidad o de cualquier otra labor administrativa. Y eso se puede realizar no solo desde un ordenador de sobremesa, sino también desde dispositivos móviles.

El software a medida, la clave del cambio

Este cambio radical, como cualquier otro en la economía, no surge espontáneamente, sino que hay algo detrás que lo hace posible. En este caso, es el desarrollo de programas informáticos a medida y escalables que se ajustan a las necesidades de cualquier despacho. Gracias a este software asesorías tradicionales han podido pasarse al mundo digital y otras nuevas han podido surgir desde cero, ya plenamente implantadas online.

Sirve de ejemplo de ello las soluciones de Ayuda T Pymes, que van encaminadas en muchas direcciones: desde dar soporte a despachos de diferentes tamaños hasta proporcionar herramientas de marketing digital para la captación de nuevos clientes, sin olvidar la formación a los usuarios por medio de su Escuela de Asesores a distancia.

Ejemplos de tareas que se pueden hacer online

Gracias a la firma digital, ya prácticamente no hay tareas imposibles de realizar online con la Administración. Y gracias al software de las asesorías digitales, tampoco hay límites en la interacción entre gestor y cliente. Esta es una lista de tareas que se pueden llevar a cabo a distancia:

  • Realizar facturas
  • Digitalizar documentos
  • Dar de alta o de baja a personal en la Seguridad Social
  • Chatear o hablar por videoconferencia para resolver dudas

Por todo ello, las previsiones para el futuro más cercano indican que la digitalización de las asesorías seguirá imparable, beneficiando no solo a clientes sino también a las propias empresas, reduciendo gastos y tiempo en su funcionamiento.