Inicio Actualidad Así destruirá la NASA la Estación Espacial Internacional

Así destruirá la NASA la Estación Espacial Internacional

Con el paso de los años, todas las máquinas van quedando obsoletas, aunque en algunas ocasiones nos llegan a sorprender y duran bastante más de lo esperado. Sin embargo, la vida de la Estación Espacial Internacional está acercándose a su fin, hasta el punto que la NASA no sólo ha avisado del momento en el que va a proceder a su destrucción, sino que además, también ha explicado de manera sencilla la forma en que se va a proceder.

9 años, la cuenta atrás para destruir la Estación Espacial Internacional

Cuando hablamos de la destrucción de la Estación Espacial Internacional, es normal sentir asombro, pero antes de nada es importante tener en cuenta que esta estación que fue diseñada en el año 1998 y comenzó a realizar operaciones en noviembre del año 2000, en un primer momento se calculaba que iba a tener una durabilidad de aproximadamente 15 años.

Estación Espacial Internacional

Pese a las previsiones, el diseño era mejor de lo esperado, hasta el punto que a día de hoy ya cuenta con 22 años en su haber, y todavía tiene tiempo por delante para seguir surcando el espacio nuestro alrededor.

Sin embargo, el reloj no para momento, por lo que el tiempo se va agotando hasta que llegue el mes de enero del año 2031, fecha en la que la NASA ha explicado que procederá a llevar a cabo la destrucción de la Estación Espacial Internacional.

La razón por la que se va a destruir esta estación se debe a que la NASA considera que los controles de seguridad de la estructura superior garantizar su seguridad hasta el año 2030, pero hay que tener en cuenta que la construcción recibe visitas cada cierto tiempo, lo que significa que cada nuevo acoplamiento y desacoplamiento, aumentan la tensión en esta zona, lo que puede acabar desembocando en fugas y serios problemas como está ocurriendo en algunos módulos rusos.

Cómo tendrá lugar la destrucción de la Estación Espacial Internacional por parte de la NASA

Seguramente le estáis dando vueltas debido a que no debe ser algo sencillo destruir algo de este calibre, y menos cuando se encuentra dando vueltas.

Pues bien, según explica la NASA, en primer lugar se procederá a separar de la estructura los módulos que todavía sean confiables, y a continuación, la estructura y los módulos que ya no sean aprovechables, se procederá a sacarlos de la órbita que siguen en estos momentos, un proceso que se realizará de manera gradual para que, poco a poco, vaya reduciendo los 407 km que distan hasta la atmósfera.

Antes de que comience esta salida de su órbita, se enviarán naves espaciales sin tripulación que irán empujando la estación para garantizar su punto de caída.

Conforme se vaya acercando a la Tierra, muchas de sus partes se quemarán directamente en la atmósfera, mientras que los restos se calcula que deberán caer en un área deshabitada conocida como Punto Memo, la cual se encuentra ubicada en el Océano Pacífico.

Básicamente se considera que este es el punto más alejado de cualquier lugar poblado por humanos y en cualquier dirección, y de hecho es el sitio donde se da descanso a los satélites y cohetes.

Todos aquellos elementos que no se fundan en contacto con la atmósfera, conformarán una masa que también se dirigirá al mismo. Con el objetivo de evitar riesgos importantes.

Tras esto, se volverá a crear una nueva Estación Espacial Internacional compuesta por los módulos que se han mantenido en el espacio por su buen estado, así como otros que se añadirán y que, al igual de algunos de los que ya hay, tendrán carácter comercial.