Configurar y utilizar una VPN para Mac: descubra cómo hacerlo fácilmente

¡Ayúdanos con 5 estrellas para seguir creciendo!

Mientras las ventas de Apple siguen creciendo año a año con millones de seguidores esperando la nuevas versiones de sus productos, el uso de las VPN por parte de los usuarios de internet sigue aumentando de manera similar especialmente en los últimos años. ¿Tienes un ordenador Mac? ¿Estás pensando en empezar a usar una VPN para tu Mac pero no sabes cómo configurarla y utilizarla? ¿Quizás aún no tienes claro en qué consiste una VPN mac? ¿O qué tienes que tener en cuenta a la hora de contratar un servicio para tu dispositivo Apple? Sea cuál sea tu caso sigue leyendo porqué vamos a resolver tus dudas. Empezamos por explicarte qué es exactamente una VPN.

¿Qué es una VPN y cómo funciona?

Una conexión VPN para Mac (siglas de Virtual Private Network) es una conexión a internet encriptada por parte del servidor de la conexión VPN. Esta conexión enmascara tus datos reales al pasar por sus servidores (cientos de ellos en decenas de países) para, por un lado, poder navegar de manera segura pudiendo mantener tu privacidad online y evitar la pérdida o el robo de tus datos y, por otro lado, beneficiarte de las múltiples ventajas que puedes obtener al conectarte a servidores de otros países. Aclarado esto te vamos a explicar cómo configurar una VPN en tu ordenador Mac. No te preocupes, es mucho más sencillo de lo que te puedas imaginar.

¿Cómo configurar una conexión VPN en tu Mac?

El primer paso sería contratar un servicio de VPN con uno de los proveedores disponibles. Ellos te proveerán ciertos datos que son necesarios para realizar la configuración de manera correcta. Una vez que tengas estos datos, ya en tu ordenador, tienes que seguir los siguientes pasos. Te los vamos a ir explicando punto por punto. Empezamos:

  • 1er paso: el primer paso es clicar en el menú Apple. Como bien sabes se encuentra en la esquina superior izquierda de tu pantalla. Una vez desplegado el menú tendrás que pulsar la opción “Preferencias del sistema”.
  • 2o paso: ahora pulsa la opción “Red“. Ahora tendrás que buscar en la esquina inferior izquierda el símbolo “+” y pulsarlo.
  • 3er paso: en las opciones que aparecerán en la opción de “Interfaz” tienes que elegir la opción “VPN”. A continuación será necesario que configures el “tipo de VPN”. En este caso lo mejor es hacerlo con la configuración que el proveedor de VPN haya designado. Posteriormente debemos elegir un nombre (aunque podemos dejar el que esté predefinido). Finalmente, en este paso, clicamos en “Crear”.
  • 4o paso: es el momento de introducir los datos de “Dirección del servidor” y “nombre de la cuenta» (o de usuario). A continuación clicamos en “Ajustes de autenticación” o “Configuración de autenticación”.
  • 5o paso: ahora toca introducir los datos de autenticación incluyendo el nombre de usuario y la contraseña y hacemos clic en “Aceptar”. Una vez hecho esto podemos empezar a usar nuestra conexión VPN pulsando sobre el botón “Conectar”.

De manera opcional también es posible configurar la opción “Mostrar estado de VPN en la barra de menú”. Así sabrás cuándo estás conectado a tu VPN y podrás conectarte y desconectarte de una manera más cómoda.
En caso de que tengas una limitación de tiempo de conexión al haber contratado tu conexión VPN con el servidor puedes hacer un cambio en la configuración de la barra de menú de VPN para que se muestre el tiempo que llevas conectado.

Eso es todo. Nos queda por qué tienes que tener en cuenta al contratar una VPN para tu Mac.

¿Qué tienes que tener en cuenta a la hora de contratar un servicio para tu dispositivo Apple?

Lo más importante es que te asegures de que el servidor con el que vas a contratar tu conexión tiene soporte para tu dispositivo ya que no todos los servidores tienen una gama amplia de soporte para Apple. Deberás tenerlo en cuenta especialmente si quieres contratar un servicio gratuito porque en algunas ocasiones sus opciones son más limitadas. Esperamos que esta información te haya ayudado, ya sea a conocer por primera vez sobre las conexiones VPN, para decidirte sobre qué servicio contratar o, lo más importante, para, una vez contratado tu servicio, ser capaz de configurarlo y poder empezar a disfrutar de las ventajas que puede ofrecer tu VPN a tu navegación en tu Mac.