Consejos de ciberseguridad para el trabajo remoto

¡Ayúdanos con 5 estrellas para seguir creciendo!

Gracias al Internet hoy podemos realizar trabajos remotos, creando la oportunidad de trabajar desde cualquier lugar, incluyendo en otros países. Ésta, de hecho, es una realidad que es innegable y abre las puertas a una nueva forma de empleabilidad a través de software y herramientas que incentivan la participación digital, tal como Teamviewer, Google Meet, Zoom, Skype, entre otros.

Para muchos, es una forma segura de realizar sus actividades debido a que no salen de la comodidad de su hogar. Sin embargo, los equipos y la información utilizada para estas tareas pueden verse perjudicadas por otras amenazas al utilizar redes wifi desconocidas y páginas web inseguras.

Hay que tener en cuenta que al realizar teletrabajo desde casa estamos más expuestos que las empresas, ya que estas últimas utilizan software especiales para tener mayor protección que los programas convencionales que se pueden llegar a utilizar en casa.

Por eso, estos son 4 consejos que se deben tener en cuenta para mejorar el nivel ciberseguridad para el trabajo remoto:

Verificación de páginas webs 

Uno de los pasos más importantes es el filtrado correcto de los sitios webs. Este paso se utiliza para eliminar o evitar páginas inseguras o de origen desconocido que pueden ser perjudiciales para para el equipo.

Las páginas seguras seguirán los criterios de Google, como por ejemplo:

  • Tener un certificado SSL.
  • Mantener las políticas de privacidad a los ojos de los usuarios.
  • Preguntar si los internautas desean compartir sus datos.
  • Métodos de contacto disponibles 24/7.

Hay muchos otros criterios, pero en un principio, serían los más importantes. Antes de trabajar por internet o de forma remota, hay que estar usando conexiones seguras y sitios webs que no sean invasivos o maliciosos. De hecho, el uso de una conexión encriptada con VPN es una de las maneras en que se puede ocultar la información de navegación y evitar que terceros se apoderen de los datos. 

Cerrar sesión cuando se complete el trabajo

Este paso es el más ignorado por la mayoría de los trabajadores debido a que se cree que no se corre ningún riesgo.

No cerrar una sesión al terminar una actividad deja expuesta la información importante de la empresa o personas.

Ejemplo: cuando ingresas al banco y terminas de verificar movimientos o se realiza una transacción, se debe verificar que la sesión haya cerrado correctamente para evitar el hackeo de la cuenta.

Sucede lo mismo con la empresa. Al dejar iniciada la sesión luego de culminar el horario laboral, se deja expuesta toda la información de la compañía.

Cuidado con los documentos o programas descargados 

A pesar de que usualmente se trabaja con redes seguras o medios para encriptar la información, estos mecanismos pueden tener dificultades y ser vulnerados.

Un error muy común que se puede notar en usuarios inexpertos en ciberseguridad es la descarga de documentos y programas que no son analizados previamente por antivirus o software antimalware.

Estos pueden encontrarse dentro de correos electrónicos, la mayoría utilizando la estrategia de phishing, así como también en el interior de archivos comprimidos.

Lo mejor que se puede hacer es evitar la descarga de estos archivos, y en tal caso de que sea inevitable, es obligatorio verificar el origen antes de hacer cualquier otra cosa.

Cuando se está realizando un trabajo remoto se debe prestar atención a las recomendaciones de la empresa antes de comenzar a trabajar en algún software que contenga información delicada. 

Estas orientaciones, indican al personal cómo realizar correctamente su trabajo utilizando metodologías que no comprometan el contenido ni el ordenador. 

Además de eso, todas las precauciones que se puedan tener de forma particular, como no entrar a sitios webs desconocidos, ayudará a que el nivel de ciberseguridad aumente.