LinkedIn: cómo crear una cuenta e iniciar sesión

¡Ayúdanos con 5 estrellas para seguir creciendo!

¿Quieres crear una cuenta de LinkedIn? ¿Quieres entrar en LinkedIn para poder consultar tus mensajes? LinkedIn es una de las redes sociales más importantes para todas las personas que trabajan en torno a empresas que se desarrollan junto a Internet. Por esa razón es importante contar con una cuenta y saber cómo iniciar sesión en LinkedIn.

Entrar LinkedIn

Si no te has registrado y publicado tu perfil, quizás va siendo hora de tenerlo en cuenta, ya que no sólo hay más de 500 millones de usuarios en la plataforma sino que las mayores compañías del mundo acuden a ella para encontrar nuevos profesionales para sus puestos vacantes.

En esta ocasión vamos a ver todo lo necesario para poder crear una cuenta en LinkedIn, iniciar sesión, preparar un perfil y dejar todo listo para que las empresas se puedan interesar en este perfil.

Qué es LinkedIn

Antes de empezar con todo el proceso es importante saber a dónde te vas a registrar, qué es y qué tiene para ofrecer. Con más de 500 millones de usuarios registrados, LinkedIn es sin duda alguna la red social para trabajadores más grande que existe.

Esta plataforma es la reina a la hora de buscar trabajo. Es la precursora del fenómeno y sin duda alguna la más completa, a pesar de que últimamente han aparecido otras que han querido copiar su éxito con una versión híper simplificada, como lo pueden ser InfoJobs o JobToday.

A diferencia de la mayoría de este tipo de aplicaciones, en LinkedIn se encuentran mucho personal de recursos humanos buscando trabajadores con un perfil que pueda encajar en su empresa. De esta manera, la plataforma no sirve sólo para ver ofertas de empleo sino también como un expositor para todos los profesionales. Gracias a ello se pueden encontrar distintas ofertas de empleo de empresas que tocan directamente a tu puerta para poder realizarte una entrevista de trabajo.

Por estas razones es muy importante contar con un perfil en la plataforma, así como también hacer que éste esté bien trabajado y presentado para que llame la atención de las empresas que hay en LinkedIn.

Crear una cuenta en LinkedIn

Para poder disfrutar de todas las ventajas que tiene hacer uso de la plataforma es necesario registrarse en LinkedIn. El proceso a la hora de crear una cuenta es increíblemente sencillo y completamente gratuito.

El primer paso es acceder a la web de la plataforma, linkedin.com. Allí, en la esquina superior derecha, junto al botón para iniciar sesión, hay que pulsar el botón “Únete ahora” para poder dar comienzo con el proceso de registro.

Crear cuenta linkedin

Tras pulsar el botón se cargará una nueva página en el navegador. Aparecerá un formulario que hay que rellenar con un poco información personal. Sólo hay que indicar los nombres, apellidos, el correo electrónico y la contraseña con los que se iniciará sesión. Una vez introducida la información hay que pulsar en el botón “Aceptar y unirte” para aceptar las condiciones de uso, la política de privacidad y la política de cookies de la web. Puedes leer dichas políticas pulsando en sus nombres en el mismo formulario.

Después de aceptar los términos de la plataforma habrá que seguir indicando información personal. La primera que solicita LinkedIn es el país en el que se reside y el código postal. Tras ello solicitará información sobre la actividad laboral más reciente, con el último cargo ocupado y la empresa en la que se ha desempeñado el trabajo. En el caso de los estudiantes basta con pulsar el enlace “Soy estudiante” y rellenar la información sobre el centro de estudios, el título y la especialización. Por último hay que pinchar en “Continuar”.

Registrarse en Linkedin

Tras haber rellenado esta información, LinkedIn solicitará un código que enviará al correo electrónico indicado para poder confirmar la cuenta. Tan solo hay que copiar el código y pegarlo o escribirlo en el recuadro correspondiente.

Una vez que se haya confirmado la cuenta se podrán añadir los contactos de la cuenta de correo electrónico a la plataforma. Posteriormente también te instarán a conectar con personas que podrías conocer o que han desempeñado un puesto similar al que has indicado.

Esto es todo a la hora de crear una cuenta en la red social. El siguiente paso es comenzar a preparar el perfil para que las empresas puedan ver todas las aptitudes que tienes como trabajador.

Preparar tu perfil

Ahora que la cuenta ya ha sido creada hay que pasar al paso más importante: añadir toda la información necesaria al perfil y hacerlo visiblemente atractivo para todas las empresas que puedan acudir a él.

Perfil de LinkedIn
Estos son todos los elementos de un perfil de LinkedIn

Revisa tu información personal

Cuando a penas se ha creado la cuenta la información que se ha ofrecido a la plataforma es muy limitada. Revisa que lo que has añadido hasta el momento es correcto. Además, echa un vistazo a las distintas secciones que se pueden ver en el perfil.

La página de un perfil de LinkedIn tiene muchos elementos. Tras entrar a LinkedIn se pueden encontrar secciones en las que se ve la información personal, el nivel del perfil, un panel con datos sobre cuántas visitas ha habido en el perfil y más. Familiarízate con toda la información que vas a tener que añadir posteriormente para completar el perfil.

Añade una imagen

Todo el mundo quiere saber con quién va a trabajar. Añadir una foto al perfil es fundamental. No es necesario que sea una foto de estudio pero ha de estar cuidada. Procura que se te vea claramente en la fotografía y evita, en la medida de lo posible, hacer uso de imágenes demasiado casuales.

Recuerda que hay muchas empresas de altísimo nivel en la plataforma y pueden estar interesadas en tu perfil. Ha de estar lo más cuidado posible y la imagen es lo primero que se ve en el perfil.

Haz clic en el icono de la imagen y pulsa en “Cargar foto” para poder subir una foto tuya a tu perfil. Recórtala en el caso de ser necesario para que tu cara encaje correctamente en el círculo en el que se presenta la fotografía.

Edita tu tarjeta de presentación

La tarjeta de presentación es todo lo que se ve en el perfil, desde la foto hasta la información laboral y todo lo que quieras presentar a las potenciales visitas. Hay que incluir la información que mejor describa tu estado profesional, y hacerlo de una manera en la que destaque todo aquello que desees que las personas puedan saber de ti desde el primer momento. Para editar la información pulsa en el icono del lápiz.

Editar perfil de LinkedIn

Desde este apartado también puedes subir o editar una imagen de perfil y una de fondo. Revisa que tus nombres y apellidos, así como el titular de tu perfil profesional son correctos.

En esta misma sección podrás añadir tu puesto de trabajo actual, tu formación académica y editar tu localización. Además de poder añadir el sector en el que trabajas y completar tu información de contacto.

Añade tu puesto de trabajo actual

Ya sea a través de la edición de la presentación o haciendo uso del menú “Añadir sección”, tendrás que añadir información sobre tu puesto de trabajo actual. Es el más importante, pero también podrás añadir toda tu experiencia laboral en otras empresas.

Haz clic en Añadir sección y en el símbolo ‘más’ en “Experiencia laboral” para poder añadir un puesto de trabajo.

Introduce el cargo que has desempeñado, la empresa (en el caso de que tenga un perfil en LinkedIn podrás enlazar tu puesto directamente a su perfil), la ubicación en donde se ha trabajado (opcional) y fecha de inicio.

Una vez añadida la información básica es momento de describir las funciones que se han llevado a cabo en el puesto. Es importante destacar todas las tareas importantes que has realizado en el puesto.

La misma plataforma indica que “más de 2 millones de empresas buscan perfiles filtrando por su puesto actual” por lo que es muy importante mantener este apartado actualizado y bien presentado.

Añade tu formación académica

¿Tienes un máster? ¿Un título universitario? ¿Un grado? No importa qué nivel sea tu formación académica siempre y cuando sea algo que pueda resultar útil a la hora de presentarte a un potencial empleador.

Haz clic en “Añadir sección” y luego en “Educación” para comenzar a añadir tu formación académica reglada.

Indica tu universidad, el tipo de título, la disciplina, la nota y los distintos grupos y actividades en las que has participado. Sólo es obligatoria la universidad pero completar cada uno de los apartados podrá ofrecer más información sobre tus capacidades a aquellas empresas que visiten tu perfil de LinkedIn.

Añade los voluntariados en los que hayas trabajado

La experiencia profesional no sólo se mide en los trabajos por los que hayas cobrado. Los voluntariados también cuentan como experiencia profesional. Ahora LinkedIn también permite añadir voluntariados y causas benéficas a los perfiles.

Dirígete a “Añadir sección” y luego a “Experiencia de voluntariado”. Allí podrás indicar la organización en la que has hecho el voluntariado, el cargo ocupado y la causa benéfica. También podrás describir brevemente lo que has conseguido realizar durante tu actividad como voluntario en dicha causa.

Indica tus aptitudes más relevantes

Estoy seguro de que tienes un montón de aptitudes interesantes. Todo el mundo cuenta con algunas muy llamativas. Pero a nadie le interesa navegar entre decenas y decenas de aptitudes.

Lo mejor a la hora de presentar tu perfil es indicar tus aptitudes más relevantes. No más de 10, a pesar de que LinkedIn acepta hasta 50. De esta forma harás más visibles aquellas que quieres que vean las empresas. Las más relevantes siempre en la cabeza de la lista.

Edita la URL de tu perfil y hacerlo público o privado

Perfil público LinkedIn

Tu perfil puede ser público o privado. Esto no quiere decir que podrán verlo todos o nadie. Significa que aparecerá (o no) en los navegadores. De esta forma, si tu perfil es público cualquier persona, ya sea usuario o no de LinkedIn, podrá acceder a él. Basta con marcar o desmarcar la casilla “Perfil visible para todo el mundo” para indicar si se quiere que aparezca el perfil fuera de la plataforma.

La dirección URL es importante. Es la dirección a la que acudirán las personas para poder acceder a tu perfil. Podrás pensar que no es importante pero una URL personalizada puede facilitar mucho la tarea de encontrar tu perfil. Además, demostrará que cuidas cada detalle del mismo y compartirlo será más sencillo.

Para editar la URL personalizada basta con pulsar el lápiz y modificar la dirección indicada. Sólo podrás cambiar aquello que esté después de la última barra diagonal. Lo más sencillo es indicar tu nombre y apellido, separados por un guion.

Editar URL LinkedIn

Añade el perfil en otro idioma

¿Te interesan empresas extranjeras? Si tienes conocimientos de otra lengua y te interesan empresas que la utilizan, añade tu perfil en otro idioma.

Basta con hacer clic en “Añadir perfil en otro idioma” y rellenar un poco de información. Escoge el idioma en el que quieres crear el perfil y añade la información que solicita. Nuevamente tendrás que indicar tus nombres y apellidos. Por último, crea el titular en el idioma en el que quieres crear tu nuevo perfil.

Aumenta tu red de contactos

Mientras mayor sea tu red más visibilidad tendrá tu perfil, tal y como indican desde LinkedIn. Busca contactos con los que hayas trabajado, amigos y personas con las que te gustaría trabajar o son de tu interés.

No hay que olvidar que LinkedIn es una red social. Eso sí, a diferencia de las demás redes sociales, una red de contactos grandes en LinkedIn no sólo sirve para “fardar”. Puede ser muy útil para encontrar personas con aficiones similares en el entorno laboral o proyectos en los que podríais colaborar.

Aumentar red contactos linkedin

Solicita recomendaciones

Siempre son buenas las recomendaciones de cara a buscar un trabajador. Es importante saberlo. Todas las empresas buscan información sobre aquellas personas a las que quieren contratar y tener recomendaciones es muy útil.

LinkedIn permite escribir recomendaciones sobre los usuarios. Si has trabajado con alguien que tenga cuenta en LinkedIn, puedes solicitarle que escriba una recomendación en tu perfil. Éstas las podrás hacer visibles de forma que las empresas puedan leerlas y así decantarse por tu perfil laboral en lugar del de otro.

Sigue a empresas y usuarios que sean de tu interés

Mostrar interés en una empresa o en distintos personajes puede ser de ayuda a la hora de indicar qué es lo que puede esperar una empresa de ti. Una persona con intereses suele estar más motivada y persigue aquello que le llama la atención. Puedes mostrar qué es lo que quieres conseguir siguiendo a empresas y usuarios.

Además, seguir a empresas puede ayudar a que estas vean tu perfil, así como también podrás mantenerte al tanto de todas sus publicaciones en la red social, como, por ejemplo, sus ofertas de empleo.

Cómo iniciar sesión en LinkedIn

Ya tienes tu cuenta creada en la red social, el siguiente paso es entrar en LinkedIn con la información que has indicado para iniciar sesión. Ésta no es más que tu dirección de correo electrónico y la contraseña señalada a la hora de registrarse.

Para poder iniciar sesión en LinkedIn hay que dirigirse a la web de la red social, linkedin.com. Allí, en la esquina superior derecha se puede encontrar el botón para iniciar sesión. Haz clic en él y verás como se carga una nueva página con el formulario de inicio de sesión.

En el formulario que tienes en pantalla sólo se solicitan dos datos: correo electrónico (o teléfono) y contraseña. El correo electrónico es el que has confirmado a través del email que te ha llegado previamente. Lo mismo sucede con la contraseña, es aquella que has indicado a la hora de crear la cuenta en LinkedIn.

Introduce tanto el correo electrónico como la contraseña y pulsa en Iniciar sesión para que te lleve a tu perfil.

¿Ha ocurrido algún problema? Si LinkedIn indica que tu dirección de correo electrónico no existe en su base de datos échale un buen vistazo para asegurarte de que está correctamente escrita.

¿Es tu contraseña la que da problemas? Puedes comprobar si la has escrito correctamente pulsando en “Ver”, a la derecha del campo para la contraseña. Se mostrará el texto en lugar de los ‘puntos’ de seguridad. De esta forma podrás comprobar qué es lo que has escrito en el campo de la contraseña.

En el caso de que aún así siga indicando que algo falla y no puedes acceder a tu cuenta tendrás que acudir a la recuperación de contraseña.

Cómo cambiar la contraseña de LinkedIn

¿Has olvidado tu contraseña? No te preocupes, es algo bastante común. Afortunadamente LinkedIn, como las demás redes sociales y sitios en donde es necesario iniciar sesión, cuenta con un formulario de recuperación de contraseña.

Cambiar contraseña de LinkedIn

Accede al apartado de inicio de sesión y, debajo de los campos de correo electrónico y contraseña, haz clic en “¿Haz olvidado tu contraseña?”.

Lo primero que hará la plataforma será buscar tu cuenta. Para hacerlo sólo tendrás que indicar tu dirección de correo electrónico o el número de teléfono asociado a tu cuenta. Una vez escritos haz clic en “Buscar cuenta”.

Recuperar contraseña LinkedIn

Cuando LinkedIn encuentre la cuenta asociada a dicha dirección de correo electrónico o número telefónico procederá a enviar un enlace. Revisa tu bandeja de entrada y también la de spam. En el caso de no haber recibido puedes reenviar el enlace desde el botón que provee la plataforma o probar con una cuenta de correo electrónico diferente.

Una vez hayas encontrado el enlace en tu correo electrónico, haz clic en él y serás redirigido a una página de LinkedIn en la que tendrás que indicar la nueva contraseña que deseas utilizar para iniciar sesión en tu cuenta de LinkedIn. Una vez escrita será necesario introducirla nuevamente para confirmarla. Eso es todo, ahora podrás acceder a tu cuenta con esta nueva contraseña.

Verifica tu identidad si no tienes acceso a tu e-mail

¿Tienes una cuenta antigua? Olvidar una contraseña y no tener acceso a la cuenta de correo electrónico es uno de los peores escenarios posibles. Sin embargo, aún se puede cambiar la contraseña en LinkedIn, pero será necesario verificar tu identidad.

Durante el proceso de recuperación de contraseña, al momento de enviar el enlace para restaurar la contraseña, se puede ver un enlace que indica “¿No tienes acceso a tu correo electrónico? Verifica tu identidad”.

Verificar identidad LinkedIn

Al hacer clic en el enlace se abrirá una nueva página en la que LinkedIn solicitará una nueva dirección de correo electrónico. Esta será la que utilizarás a partir de ahora para poder iniciar sesión en la web. Tendrás que introducirla dos veces para poder confirmarla.

Cuando hayas escrito la dirección de correo haz clic en “Continuar” para seguir con el proceso.

Ahora LinkedIn solicitará un carnet de identidad o pasaporte en vigor. Esto es necesario para demostrar que eres el propietario de la cuenta. Estos documentos son válidos para confirmar la identidad puesto que en LinkedIn has facilitado tanto tus nombres como tus apellidos. Además, debería haber una fotografía por lo que sería aún más sencillo relacionar tu cuenta con tu identificación.

El proceso de verificación de identidad puede demorar varios días. Una persona tiene que analizar el carnet o pasaporte facilitado para indicar si realmente la cuenta te pertenece. Una vez revisado tendrás una respuesta al cambio de dirección de correo electrónico.

Cuando se haya confirmado la actualización de la dirección recibirás un correo junto a un enlace para poder modificar tu contraseña. Tendrás que hacer clic en él y seguir los pasos que indicamos anteriormente: escribir la nueva contraseña a utilizar, confirmarla y pulsar en el botón “Continuar” para que se guarden los cambios.

Ahora deberías ser capaz de iniciar sesión de forma corriente en tu cuenta de LinkedIn. Prueba nuevamente a acceder al formulario en linkedin.com y escribe tu nueva dirección de correo electrónico y contraseña. Verás como ahora, tras pulsar en el botón “Iniciar sesión” aparecerá tu perfil.

LinkedIn Premium

Como todo servicio para buscar empleo, LinkedIn cuenta con una suscripción premium que ofrece distintas ventajas a sus usuarios con respecto a su modelo freemium.

Una practica habitual en las empresas que ofrecen servicios de forma gratuita y cuentan, a su vez, con un plan de pago con mayores ventajas, es que poco a poco van eliminando características de su versión gratis. LinkedIn no deja de ser una empresa que busca el mayor beneficio posible, y por esa razón también se aferra a esta práctica, si bien es menos agresiva que otras compañías.

Ventajas de LinkedIn Premium

¿Merece la pena la suscripción de pago de LinkedIn? Eso depende únicamente de cómo vayas a utilizar la plataforma, pero es innegable que muchas de sus funciones son realmente útiles. Estas son las características que ofrece LinkedIn Premium:

  • Búsqueda avanzada: Como su nombre indica, ofrece más funciones a la hora de realizar búsquedas en la plataforma. Los usuarios premium pueden filtrar por palabras clave, tamaño de la empresa, su sector y un largo etcétera. Está enfocada principalmente para que las empresas puedan encontrar a candidatos acordes de forma sencilla.
  • Búsqueda de perfiles ilimitada: En las cuentas gratuitas, LinkedIn limita el número de perfiles que se pueden buscar. Cuando se alcanza este cupo tendrás que esperar a que finalice el mes para realizar nuevas búsquedas o pasarte a la suscripción de pago.
  • Conocer quien visita tu perfil: Lo que muchos querrían en otras redes sociales aquí es una realidad. La versión gratuita permite ver las últimas 5 visitas a tu perfil, un número muy limitado. En el caso del servicio de pago aumenta esta cifra hasta poder ver todas las personas que han visitado tu perfil en los últimos 90 días.
  • Información detallada sobre candidatos, empresas y ventas: Ofrece información detallada de los usuarios y empresas en los que puedas estar interesado. La cantidad de información a la que se puede acceder varía dependiendo del plan que se escoja.
  • InMail: Esta característica es realmente útil. Permite enviar mensajes a las cuentas que no son de primer nivel, es decir, aquellas que no están entre nuestros amigos. Una característica imprescindible para poder ponerse en contacto con cualquier usuario dentro de la plataforma.
  • LinkedIn Learning: Las cuentas premium, independientemente de la suscripción por la que se opte, tienen acceso a la plataforma de e-learning de LinkedIn, LinkedIn Learning, que cuenta con guías y cursos dirigidos por expertos para poder continuar con la formación en áreas que puedan interesar al usuario.

Tipos de suscripciones a LinkedIn Premium

Las ventajas pueden ser más o menos útiles dependiendo de la persona que vaya a hacer uso de ellas. Pero también hay que saber que algunas características estarán limitadas dependiendo del tipo de suscripción.

Existen 4 planes de suscripción distintos que se adaptan a distintos tipos de usuarios:

  • Empleos: La suscripción más básica. Perfecta para aquellos que buscan empleo y quieren darse más visibilidad. Con esta suscripción se consiguen 3 mensajes InMail, conocer quién ha visto tu perfil y puedes obtener información de los candidatos, así como destacarte como candidato.
  • Empresas: El siguiente en nivel de características. Con ella contarás con 15 mensajes InMail, poder ver quién ha visitado tu perfil en los últimos 90 días, ver perfiles de forma ilimitada, y obtener información detallada sobre el crecimiento y las tendencias de una empresa.
  • Ventas: Pensada para aquellos que buscan clientes en la plataforma. El número de mensajes InMail aumenta hasta los 20, se puede ver quién ha visitado el perfil en los últimos 90 días, información detallada sobre tus cuentas y potenciales clientes, búsqueda avanzada y recomendaciones de posibles clientes.
  • Contrataciones: La más completa de las suscripciones de LinkedIn Premium. Ofrece hasta 30 mensajes InMail, conocer quién ha visitado tu perfil en los últimos 90 días, búsqueda avanzada con mayores opciones a la hora de filtrar candidatos, ver perfiles ilimitados, seguimiento automático de candidatos y la posibilidad de gestionar la lista de candidatos desde un único lugar.

Cómo crear una página para tu empresa en LinkedIn

LinkedIn es el punto de encuentro de empresas y trabajadores. Dicho esto, podrás imaginarte que en LinkedIn no sólo se registran personas que están buscando empleo sino también empresas que buscan potenciales trabajadores para sus vacantes.

A esta plataforma acuden una gran cantidad de empresas, y para poder dar con los trabajadores crean una página de empresa en la plataforma.

Crear este tipo de página es sencillo, sin embargo se han de cumplir ciertos requisitos para poder hacerlo. Antes de intentarlo tendrás que comprobar si cumples con ellos:

  • Debes tener un perfil en la plataforma con tu nombre y apellidos reales.
  • Has de tener varios contactos en tu perfil de la red social.
  • Debes añadir un puesto de trabajo en tu perfil dentro de la empresa en la sección “Experiencia”.
  • Tendrás que añadir y confirmar una dirección de correo de la empresa en tu perfil de LinkedIn.

Son unos requisitos sencillos pero imprescindibles para poder crear la página para tu empresa en LinkedIn. Hacerlo es realmente útil y algo que no deberías dejar de lado si quieres que ésta tenga presencia en Internet y te facilite el encontrar empleados.

Entra en LinkedIn

Lo primero que tendrás que hacer es iniciar sesión en LinkedIn haciendo uso de tu cuenta personal. Recuerda, ésta tiene que tener tu nombre y apellidos reales.

Para iniciar sesión basta con dirigirte a linkedin.com, hacer clic en el botón “Iniciar sesión” e introducir tus datos de inicio de sesión (correo electrónico o teléfono y contraseña).

Dirígete a la sección de productos de LinkedIn

Dentro de la plataforma, en el menú superior de LinkedIn, podrás ver una cuadrícula que indica los productos de la web. Haz clic en ella y se desplegará un menú lateral. Si echas un vistazo a la última opción podrás encontrar la opción de “Páginas de empresa”. Haz clic en ella para poder comenzar con el proceso de creación de la página.

Paginas de empresa LinkedIn

Indica el nombre de la empresa

Para poder crear una página primero tendrás que introducir el nombre de la empresa. Además, tendrás que escoger una dirección URL para la página. Como sucede con las URL de los perfiles, sólo podrás cambiar la última parte de la URL, por lo que el formato será linkedin.com/company/tuempresa.

Cuando hayas rellenado los campos, marca la casilla “Confirmo que soy el representante oficial de esta empresa y que tengo el derecho de actuar en representación de mi empresa durante la creación de esta página”. Por último sólo tendrás que pulsar en el botón “Crear página”.

URL empresa

Añade un logotipo y portada a la página de LinkedIn

Como sucede con tu perfil personal de la plataforma, también tendrás que rellenar cierta información en la página de tu empresa. Para comenzar, añade el logotipo de tu compañía, que hará de foto de perfil, y también puedes añadir una imagen de portada para darle un aspecto más personalizado y acorde a como es tu empresa.

Haz clic en el lápiz para poder cargar nuevas imágenes y utiliza la herramienta para recortar que ofrece la plataforma para dejarlas a tu gusto.

Logotipo empresa

Rellena la descripción de tu empresa

Uno de los momentos más importantes. Es el apartado en el que aquellos que visiten la página de tu empresa sabrán de qué trata. Pon una descripción de tu negocio para que todos puedan saber qué es y qué hace, pero no te extiendas demasiado. Generalmente, las descripciones concisas, que van directo al gran y se enfocan en lo importante son las más útiles.

No olvides hacer uso de palabras clave que sean de relevancia, de esta forma podrás posicionarte dentro de la red social frente a otras páginas de empresas que puedan ser del mismo sector pero que no optimizan su descripción y su página en general.

Añade las especialidades de tu empresa

Es importante añadir las especialidades de tu empresa para atraer a potenciales candidatos y empresas que puedan ajustarse a lo que buscas. Basta con pinchar en “Añadir especialidades” para poder introducir palabras clave en la página. Hay un límite de 20 especialidades así que aprovéchalas y coloca únicamente las más relevantes.

Indica la información de la empresa

La dirección de tu página web, el tipo de empresa, el sector y el tamaño de la empresa son factores muy importantes de cara a los candidatos. Permitirán conocer más a tu compañía sin necesidad de entrar en mayores detalles. Puedes añadir esta información debajo de las especialidades.

Indica la ubicación de la empresa

Si alguien va a trabajar, aunque sea telemáticamente, para una empresa le gusta saber dónde está basada ésta. Indica la dirección de tu empresa. Puedes colocar la dirección de la oficina principal o las distintas oficinas o establecimientos que existan.

Vincula tu página con grupos de LinkedIn

Tener relación con otros grupos dentro de la plataforma puede ser muy útil y son un espacio en el que se reúnen los distintos profesionales. Vincula tu página a grupos similares al sector de tu compañía. Haciendo clic en la sección “Grupos destacados” podrás vincular grupos. Todo lo que tienes que hacer es escribir el nombre del grupo y seleccionar el que sea de tu interés en el menú que aparece en pantalla.

Un último vistazo a tu página

Antes de proceder a publicar la página es importante revisar todo. Ha de estar correctamente escrito y la información debe ser válida. Pero no te preocupes si después de la publicación hay algún fallo en ella. Como administrador, siempre podrás acceder y editar cualquier apartado de la página a través de tu panel de control.