La tecnología Blockchain, ¿Ha llegado para quedarse?.

Hoy les vamos a hablar sobre criptomonedas, seguro que todos habéis oído mencionar alguna vez Bitcoin o Ethereum, o habréis visto algún anuncio de Nexo o de Binance. Pero que son exactamente, algunos no tenéis ni idea. 

Pues las criptomonedas son monedas virtuales que solo se pueden comercializar online, con las cuales puedes pagar por servicios o incluso hacer compras en algunas tiendas que ya aceptan pagos con criptomonedas. Se pueden intercambiar en plataformas de intercambio como Nexo.io opiniones o Binance, o simplemente puedes guardarlas en tu billetera digital hasta que consideres que sea buen momento de venderlas. Y como si fuese poco, ya también hay cajeros automáticos de criptomonedas, donde puedes intercambiar tu efectivo por criptodivisas.Nexo.io

Pero claro, todo esto no pasa por arete de magia, hay mucho más detrás de todo esto. Aquí es donde se vuelve más complicado, porque para que tú puedas comprar un Bitcoin o un Ether o cualquier otra criptomoneda tiene que haber una o varias blockchains envuetlas en el proceso.

Blockchain

¿Qué es la tecnología blockchain?

La blockchain o “cadena de bloques” hay que mirarlo como una herramienta que ha sido creada para desatascar el sistema imperfecto no digitalizado de contratos, transacciones y registros económicos. La blockchain promete que va a resolver todos estos problemas. Esta tecnología que gobierna el Bitcoin y otras criptomonedas, la blockchain, se conoce como un libro de contabilidad abierto y distribuido.

Esta tecnología puede registrar transacciones entre dos o más personas de forma eficaz, permanente y verificable. Este libro abierto está programado de forma que activa las transacciones de manera automática.

La blockchain nos permite imaginar un mundo en el que los datos están asegurados contra la manipulación, el borrado y la revisión y se almacenan en bases de datos transparentes y compartidos. Cada transacción que se haga estará registrado y firmado digitalmente, esto los identificará y validará para que sean compartidos, identificado o almacenados. 

Se podra restrindir de terceros como banqueros o brókers. Las personas, organizaciones, máquinas y algoritmos realizarían transacciones libremente e interactuarían entre sí sin apenas fricción. Éste es el inmenso potencial de la blockchain.

Puntos clave de la blockchain

La blockchain, una red entre pares que funciona en Internet, se introdujo en octubre de 2008 como parte de una propuesta para el Bitcoin, un sistema de moneda virtual que prescinde de una autoridad central para emitir la moneda, transferir la propiedad y confirmar las transacciones. Bitcoin fue la primera implementación de la tecnología blockchain.

La blockchain tiene el potencial para establecer nuevas bases para nuestras estructuras económicas y sociales, aunque esto aún puede llevar algunas décadas. Esto será una adaptación gradual pero constante, que irá de la mano del cambio tecnológico e institucional.

Es decir, que aún falta mucho para que la blockchain derive todos esos obstáculos y sea capaz de transformar los modelos de empresas y de administración financieras que conocemos hoy día y están establecidos hoy en día. Pero, no hay que negar que la blockchain tiene el potencial disruptivo capaz de atacar al modelo empresarial tradicional con soluciones más rentables que superaran lo establecido.

Problemas de la blockchain 

La blockchain está hecho para revolucionar los negocios y redefinir las compañías y las economías. Pero, también hay que analizar algunas de las desventajas o posibles problemas que acompañan a esta revolución tecnológica. Problemas de seguridad, como el colapso de un exchange de criptomonedas en 2014 o algunos hackeos de otras plataformas, son algunos ejemplos. 

Siempre se ha visto que para que haya una revolución absoluta tendrían que caer muchos de los obstáculos de gobernanza, organizativas, tecnológicas e incluso sociales. Sería incorrecto poner la mano en el fuego por la blockchain sin primero esperar a que se imponga sobre las tecnologías que se han afirmado como base en la actualidad.

Estructura para la adopción de la blockchain

Si comparamos a Bitcoin con el primer envío de correo electrónico, estamos solo al principio de la revolución de la blockchain. Puede que tarde aún bastantes años para que se acepte la blockchain como algo común que usamos todos los días. El primer obstáculo que debemos superar es la aceptación, es decir, que todos entendamos los problemas que resuelve. Y el segundo es la complejidad, es decir, que todos debemos trabajar juntos para que se valore esta tecnología. Por ejemplo, Facebook no tendría ninguna utilidad si todos tus amigos no fuesen parte de su red. Cuanta más gente se acerque y entienda esta tecnología, más rápido crecerá y más la entenderemos.