Winrar en 2022 ¿Sigue siendo indispensable?

¡Ayúdanos con 5 estrellas para seguir creciendo!

Winrar es el software de compresión de ficheros por excelencia, permitiéndote como usuario administrar tus archivos de una forma bastante eficiente controlando incluso la cantidad de espacio en disco que ocuparán y la forma en la que les guardaremos. Sin duda, desde su lanzamiento el 22 de abril del año 1995 este programa se ha integrado en el pensamiento colectivo cuando se habla de administradores de ficheros eficientes y confiables.

Sin embargo, conforme han pasado los años muchos desarrolladores han querido competir en este rubro. Desde software especializado como 7zip, Azip, 8Zip y Zipware. Hasta inclusive los creadores de sistemas operativos empleados en nuestro día a día.

Por ejemplo, es el caso de Microsoft los creadores de Windows, el sistema operativo más utilizado en el mundo entero. Quienes, en busca de brindar una mayor comodidad a sus usuarios y una practicidad inigualable, ha integrado en las últimas versiones un administrador de ficheros que puede interactuar con archivos comprimidos de una manera muy parecida a la de Winrar.

Muchos usuarios han agradecido esta integración, pues elimina la necesidad de instalar otros softwares en sus sistemas, sin restarles posibilidades para la interacción con los tipos de archivo soportados por Winrar y los otros programas similares.

ultra comprimir archivos
ultra comprimir archivos

Descargar Winrar desde su página

Para otros muchos esto no hace más que restarle potencia al administrador de ficheros en sus equipos debido a la clara ventaja del software especializado frente al administrador integrado en Windows.

Todo esto nos lleva a preguntarnos, ¿Qué tan necesario es Winrar en la actualidad? Tomando en cuenta las nuevas versiones como Windows 11 y todas las posibilidades que trae consigo, ¿Realmente hace una diferencia usar un software especial para cada tarea, o basta con la integración de ciertas herramientas en el sistema operativo de Microsoft para suplirlos?

A lo largo de este artículo te presentaremos los datos objetivos que podrán ayudarte a elegir si instalar la nueva versión de Winrar en tu ordenador es la mejor opción, o si te sale más a cuento quedarte con las funcionalidades que te presentan las nuevas herramientas integradas en Windows 11.

¿Cuál son las verdaderas diferencias entre la herramienta de Microsoft y Winrar 6.02?

Las diferencias más relevantes entre estos dos tipos de administradores de ficheros son muchas, intentaremos explicártelas de una manera bastante ordenada hablándote un poco de cada software.

Winrar

Uno de los puntos fuertes de este administrador, es su soporte de archivos, dado que desde su versión 6.00, tenemos compatibilidad para comprimir ficheros con la extensión .RAR y ZIP 2.0, además de la posibilidad de descomprimir archivos CAB, ARJ, LZH, TAR, TAR.Z, TAR.GZ, GZ, ACE, UUE, BZ2, ISO, JAR, RAR, Z y 7Z.

También podremos con este software comprimir con el manejo de ficheros de 64 bits con el que podremos manejar cómodamente archivos de un peso que pudiera definirse como colosal pues soporta archivos de hasta 90000 PetaBytes, es decir, en cuanto al peso de los archivos por administrar, Winrar es ilimitado.

Soporta además archivos de formato auto extraíble programables y multivolumen. Pudiendo también generar archivos partidos.

Y en otro punto, se trata de un software muy confiable en cuanto a la seguridad de tus ficheros pues emplea un cifrado Rinjdael AES-256, con el cual logra una encriptación bastante robusta que evita modificaciones, protege contra los daños en el archivo, y además permite configurar la verificación anti-virus, una eliminación segura para eliminar datos sensibles, y además deja que recuperes archivos dañados.

Aunque su compresión no es la más potente entre los programas de este estilo, sí cumple con lo que promete, reduciendo considerablemente el tamaño de los archivos en tu disco duro.

Más allá de todo esto, el software de RARLab es bastante simple de instalar y de usar, sólo debes ingresar a su web y descargarlo, después ejecutar el archivo .exe que se genera en tu pc y en un par de minutos tienes a tu disposición todas sus funcionalidades.

Explorador de archivos de Windows

En este caso si bien su mayor fuerte es la integración directa con el sistema operativo, tiene ciertas falencias cuando hablamos de compatibilidad, pues, a pesar de que soporta gran parte de los formatos presentados en Winrar o 7Zip, no incluye el formato RAR para su compresión y sólo incluye la opción de hacerlo en Zip.

Esto puede ser una limitación comprensible, considerando que el formato de compresión en RAR, RAR4, RAR6 y sus derivados son de uso exclusivo del RARLab. Sin embargo, no deja de condicionar el acceso a los usuarios del compresor incluido en el explorador de archivos de Windows de una u otra manera.

Ahora bien, una clara ventaja como ya hemos dicho es su integración con el sistema, lo cual podría traducirse lógicamente en una mayor velocidad de comunicación con el sistema. Y en cierta forma lo ha logrado hacer bastante bien el equipo de Microsoft, obteniendo un punto a favor en cuanto a la velocidad de compresión, pero careciendo de las muchas otras posibilidades presentes en los softwares especializados como Winrar.

Por ejemplo, la compresión no es tan efectiva y no cuenta con tanta seguridad como la que logran otros formatos. A pesar de que su cifrado es del mismo tipo, la encriptación que realiza Winrar sobre los ficheros comprimidos con sus medidas disponibles de protección es bastante más eficiente y hasta cierto punto más confiable.

La accesibilidad, efectivamente es uno de los más claros ejemplos de ventajas en el compresor del explorar de archivos de Windows, pues sólo con dar un clic derecho podrás ver la opción “Extraer Todo” en archivos con muy diversas extensiones. Todo esto desde el primer minuto de uso en tu nuevo sistema operativo y sin la necesidad de instalar software de terceros, que como ocurre en el caso de Winrar, son de pago.

Entonces ¿Cuál es la mejor herramienta de compresión entre estas dos opciones?

Todo dependerá de ti, del uso que le des a los archivos de este tipo, y qué tanto necesites comprimir tus archivos. Si bien la herramienta del explorador de archivos de Windows es bastante eficiente, si lo que buscas son buenas velocidades de carga y una optimización constante con soporte garantizado para cualquiera de tus inquietudes Winrar debería ser tu opción predilecta.