Crece el interés de las startups por el Internet de las cosas

Mucho se ha estado hablando en los √ļltimos a√Īos acerca del Internet de las cosas, y dada su generalizaci√≥n en gran parte de la sociedad y gracias a su enorme proyecci√≥n de cara a corto, medio y largo plazo, est√° claro que iba a despertar el inter√©s de las startups, de manera que vamos a analizar un poco este campo para entender mejor las nuevas propuestas que se van a ir desarrollando en los pr√≥ximos meses.

Crece el interés de las startups por el Internet de las cosas

Qué es el Internet de las cosas

Primeramente es importante entender qué es el denominado como Internet de las cosas, abreviado como IOT, y es que estamos ante un concepto tecnológico muy interesante con el que vale la pena que nos empecemos a familiarizar, puesto que en breve formará una parte muy necesaria de nuestro día a día.

Este concepto define la vinculación de los objetos cotidianos con Internet, es decir, la introducción de elementos que mejoren sus funciones y utilidad a través de la conexión a la red.

Evidentemente, no todos los objetos que tenemos en casa están pensados para vincularlos a Internet, ya que difícilmente esto supondrá una mejora sustancial en una esponja.

No obstante, muchos de ellos son aptos para ofrecer una funcionalidad nunca antes imaginada, como por ejemplo la televisi√≥n, el frigor√≠fico, la alarma, el horno, o incluso elementos m√°s peque√Īos como pueden ser un cepillo de dientes el√©ctrico, una maquinilla de afeitar, etc.

A qué se debe el interés de las startups por el Internet de las cosas

Es evidente que el futuro apunta a que cada vez serán más los objetos interconectados y vinculados a Internet, por lo que estamos ante un campo que empieza a emerger ahora, pero que tiene por delante muchísimas décadas de desarrollo.

S√≥lo hace falta una idea que sea √ļtil, un objeto de uso cotidiano y un proyecto que permita vincular a ambos, ofreciendo as√≠ elementos interesantes que pueden ir desde un simple pero interesante gadget, hasta un sistema muy √ļtil y del que la sociedad no podr√° prescindir en poco tiempo.

Es importante destacar que el IOT es considerado como la cuarta revoluci√≥n industrial por el gran cambio que va a suponer en los pr√≥ximos a√Īos, de manera que la Red se convertir√° en el eje de gesti√≥n de todo tipo de maquinaria, equipos inform√°ticos, objetos y datos.

Gracias a ello, ofrece un campo de actuación enorme y sin duda muy lucrativo, enfocándolo tanto a particulares como a empresas, y aunque existe una gran competitividad en el mercado, también son infinitas las posibilidades y oportunidades para cualquier persona o equipo de trabajo que tenga una idea interesante y esté preparado para desarrollarla y sacarla al mercado para conseguir darle la máxima difusión.

No en vano, se considera que el mercado del IOT podr√° alcanzar incluso un valor de $ 600.000.000.000 a lo largo de este a√Īo 2020, y que en los pr√≥ximos su crecimiento ser√° m√°s pronunciado, por lo que sin duda es un sector clave en el que vale la pena que nos planteemos desarrollar ideas y fomentar el nacimiento de las nuevas startups del futuro.

El interés de las startups por el Internet de las cosas está permitiendo que se abran nuevas posibilidades muy interesantes en este cambio, lo que ayuda a entender un avance que sin duda va a cambiar por completo todas las facetas de nuestra vida, desde el trabajo a los estudios, pasando por nuestra vida privada y ocio.