7 señales de que tu móvil puede estar infectado por un virus o malware

¡Ayúdanos con 5 estrellas para seguir creciendo!

Si echaramos un vistazo a las estadísticas ofrecidas por varias de las empresas de seguridad informática más importantes, descubriríamos que existen más virus o malware que aplicaciones móviles. Debido a esto, cuando se sospecha que nuestro dispositivo puede estar infectado y/o lo están espiando, es necesario tomar medidas de seguridad, proteger nuestros datos personales y nuestra privacidad. 

Lo más común es que las señales que alertan sobre la presencia de un posible virus o malware se pasen por alto. Esto no solo es un tema que implica una disminución en el rendimiento de nuestro dispositivo, es una situación grave que de ignorarse puede llevar a que ciberdelincuentes se apoderen de información sensible, que además puede venderse ilegalmente o ser usada para aprovecharse directamente de nosotros mediante el chantaje.  

En este artículo te contaremos algunas de las señales más comunes que indican que tu Smartphone puede estar siendo espiado o infectado con un virus o malware.

1. Presencia de aplicaciones no deseadas 

Por lo general, acostumbramos a usar las mismas aplicaciones todos los días. En este contexto, es normal que tengamos varias aplicaciones que se utilizan poco o nada, e incluso no es raro que en cierto momento descarguemos alguna aplicación que nos pareciera interesante pero nunca la llegamos a usar. Lo que no es normal es la presencia de aplicaciones que no recordemos en absoluto haber descargado voluntariamente. 

De vez en cuando, revisa tu catálogo de aplicaciones para determinar si existe alguna app que no hayas autorizado su descarga.  

2. Consumo rápido de batería 

Buena parte de los virus y malware se mantienen en funcionando de manera invisible, aunque pueden ser detectadas si analizamos el consumo de batería de nuestro móvil. Cabe decir que todas las baterías pierden su capacidad de retener energía con el paso del tiempo y uso del dispositivo, por eso este punto aplica a cuando notas un comportamiento poco común de la batería, especialmente si dicho consumo de energía ocurre cuando el teléfono no está siendo usado. 

3. Pop-ups intrusivos 

Es uno de los ejemplos más obvios de la presencia de malware en nuestro móvil, la mayoría de las veces los pop-up son publicidad que no corresponde ni remotamente a nuestros hábitos de consumo. Estas ventanas emergentes pueden ser capaces de aparecer inclusive sin usar el navegador web y, regularmente, se debe a la instalación de una aplicación que actúa en segundo plano como malware.  

Virus malware señales
Virus malware señales

4. Aumento sin explicación del consumo de datos móviles  

Cuando estamos infectados por un virus o malware, el elemento malicioso en cuestión puede intentar enviar la información robada de nuestro dispositivo hacia un servidor remoto. Para ello se necesita una conexión a Internet, esto implica que una anormalidad en el consumo de datos de nuestro dispositivo móvil puede ser un indicio de que estamos siendo atacados. 

Desde ajustes, busca en la sección de aplicaciones aquella que es la fuente de mayor consumo de datos. 

5. Disminución del rendimiento del teléfono 

Los móviles de hoy en día cuentan con hardware relativamente potente y software bien optimizado para proporcionar una experiencia de uso lo más fluida posible, de hecho, cualquier teléfono inteligente puede realizar varias funciones en forma simultánea sin que notemos una disminución en el rendimiento del dispositivo. 

En caso de que observes una caída repentina en el rendimiento de tu teléfono móvil, analiza si dicho evento corresponde con la ejecución de algún juego o aplicación que requiera un mayor uso de los recursos (hardware y software) del móvil. Si no utilizas aplicaciones demasiado exigentes en cuanto a rendimiento, esto puede ser un indicio de un posible virus que está influyendo en la potencia de tu móvil para mantenerse operando en segundo plano. 

Un aspecto que podemos notar también en este contexto es el sobrecalentamiento del dispositivo sin razón alguna. El sobrecalentamiento implica que el procesador está trabajando en alguna tarea que le resulta exigente, puede ser un juego, una aplicación mal optimizada y, cuando no hay una explicación para el aumento de temperatura, también puede ser un virus. 

6. El móvil se apaga y se reinicia por sí solo 

No es normal que el equipo se apague sin previo aviso, lo más común es que se trate de un problema de software o hardware, por ejemplo, ante un uso intensivo de los recursos de su dispositivo por parte de una aplicación en particular, tu teléfono puede optar por apagarse repentinamente con el fin de prevenir una temperatura crítica que deje un daño en el hardware. Sin embargo, si tu teléfono se apaga y enciende por sí solo sin que exista una razón clara, puede ser un indicio de un posible virus atacando tu dispositivo. 

Malware movil
Malware movil

7. El teléfono tarda mucho más tiempo en apagarse 

Cuando a un ordenador se le da la instrucción de apagarse,  los procesos activos se cierran de forma ordenada y segura previo al apagado. Lo mismo ocurre en los teléfonos móviles, pero al ser dispositivos relativamente más simples en cuanto a procesos, es más fácil de notar cuando se presenta un aumento de tiempo en el apagado del dispositivo, esto implica por lo general que hay más procesos en curso. 

Si es normal que el dispositivo tarde un tiempo en apagarse, no hay motivo de alarma. Si no es habitual que lleve mucho tiempo, puede ser un proceso de transmisión de datos de alguna aplicación que se encuentre realizando espionaje. 

Soluciones que puedes implementar 

Resetear el dispositivo a sus valores de fábrica 

Es la forma más fácil y rápida de deshacerse de todas las aplicaciones y contenidos no deseados de nuestro dispositivo. Solo tienes que ir a la configuración y restablecer el móvil a sus valores de fábrica. Ten en cuenta que al elegir este método todo el contenido del dispositivo desaparecerá para volver a una versión limpia del sistema operativo móvil.  Este método puede hacerse tanto en Android como en iOS 

Actualiza tu dispositivo 

Esto puede ser una solución ya que las actualizaciones sirven para corregir vulnerabilidades, pero también permiten dejar inoperables a muchos virus y malware al no ser compatible con la nueva versión del sistema, facilitando también con esto la identificación de estos archivos maliciosos y su posterior eliminación del dispositivo. 

Utiliza un antivirus 

Hoy en día contamos con numerosas herramientas para analizar nuestro dispositivo móvil. Si sospechas que tu dispositivo está infectado por algún virus o malware, instala un antivirus para móvil de un desarrollador especializado en seguridad informática (como Kaspersky, ESET, BitDefender, etc.) y realiza un escaneo avanzado de tu smartphone.